Episodio 155 - El miedo al éxito y la felicidad

  ¿Podemos tener miedo al éxito y a ser felices?

  ¿Cómo puedo gestionar de una manera adecuada la felicidad?

  ¿Tiene que ver la cultura con el temor a ser felices?

  En el episodio de hoy vamos a hablar de sobre el miedo a ser feliz y su próxima y estrecha conexión con los pensamientos y emociones como la culpabilidad, la vergüenza y la culpa que están estrechamente relacionados con patologías como la ansiedad y la depresión. 

  CONTEXTO:  Paul Gilbert y la inadecuada gestión de la felicidad

¿Te ha sucedido alguna vez que te encontrabas en un momento de felicidad increíble y que al instante has pensado que no te lo merecías o que estabas siendo egoísta e insensible?  

  En una de las primeras entrevistas para el podcast entrevisté a Iré Martín y hablamos sobre muchos de los bloqueos que podemos tener los emprendedores a la hora de desarrollar nuestras ideas y futuros negocios. Uno de ellos era el miedo.

  Las personas que padecen miedo o algún tipo de temor a ser felices se concentran en las amenazas y en prevenir las desgracias que puedan suceder en lugar de mantener su foco en las cosas buenas que le están ocurriendo.

¿Quién es Paul Gilbert?

  Paul Raymond Gilbert es un psicólogo clínico Británico de 68 años creador y fundador de la terapia centrada en la compasión y el entrenamiento mental compasivo.  

  ¿Qué es la terapia centrada en la compasión? 

  Es un sistema de psicoterapia que combina técnicas de terapia cognitiva conductual, psicología del desarrollo, psicología evolutiva y social y neurociencia además de utilizar muchos de los sistema de relajación y meditación e ideas de la filosofía Budista.

  Este tipo de ejercicios lo que pretenden es crear una metodología de entrenamiento mental basado en la compasión y autocompasión (y de los atributos y habilidades que ello conlleva) que permita a las personas desarrollar experiencias desde la seguridad y el alivio interior.

  Este tipo de entrenamiento esta orientado al entrenamiento emocional relacionado con emociones como la ira y la vergüenza que implican sensaciones derivadas como la ansiedad, la autocrítica, la culpa, etc.

  Una de las cosas que más me llaman la atención de esta metodología es que a las personas que se les enseña a aplicar esta mecánica y técnicas, antes de enseñarles a aplicarlas consigo mismas, se les guía para aprender a aplicar estos niveles de pensamiento con una tercera persona.

  El ser humano no sólo se conoce a sí mismo y puede pensar sobre lo que piensa otra persona sobre sí misma sino que además puede predecir lo que esa persona puede creer sobre una tercera persona. 

    ¿Podemos tener miedo a ser felices?

    ¿Te has visto u oído alguna vez diciendo o pensando alguna de estas frases?:

  • “Estoy realmente feliz, verás como algo viene y lo fastidia”
  • “No esta bien que yo sea feliz cuando hay tanto sufrimiento a mi alrededor”
  • Si demuestro que soy muy feliz eso puede separarme de los demás
  • Aspirar a ser todo lo feliz que pueda no me va a beneficiar en absoluto.

  Son preguntas o afirmaciones que forman parte de nuestro diálogo interno y que nos hacemos en muchas ocasiones cuando nos encontramos en ese estado de felicidad porque hemos conseguido algo o algo nos ha salido bien. Justo en ese instante pueden aparecer pensamientos y emociones enfrentados (¿Me lo merezco? ¿Me odiarán por esto? ¿Cuándo se terminará mi suerte?)

  Uno de los focos y muchos de los estudios que ha llevado a cabo en su carrera profesional el psicólogo Paul Gilbert tiene que ver mucho con todo esto y es que existen gran cantidad de personas que evitan las emociones positivas por miedo a ser felices. Les viene a la mente todo tipo de pensamientos que tienen mucho que ver con el miedo y poco con la felicidad, piensan que no deberían alegrarse, que pueden despertar envidias y otros tipos de rechazo social.

  Este tipo de estudios y de casos documentados llevaron a este psicólogo y a otros muchos a continuación a crear un instrumento de medición en forma de escala para el miedo a la felicidad (“Fear of happiness Scale”) Este es un artículo de Mohsen Joshanloo donde apàrece una escala del miedo a la felicidad.

  ¿Puede este miedo formar parte de la cultura?  Psicóloga Li-Jun Ji (Universidad de Queen en Kingston) ha llevado a cabo numerosos estudios con personas de diferentes culturas y países y comprobó que la cultura tenía un impacto significativo en este miedo a la felicidad. En los países orientales con una cultura basada en el taoísmo, por ejemplo, la búsqueda de la felicidad es un valor menos extendido porque conocen la fluctuación entre felicidad e infelicidad propia de la vida y la aceptan como parte de ella.

  ¿Qué podemos hacer para gestionar adecuadamente la emoción de la felicidad?

  Uno de los mejores beneficios que posee la inteligencia emocional es que nos ayuda en la gestión emocional pero ¿Qué significa esto realmente?

  La gestión emocional nos permite controlar de una manera óptima las emociones exageradas y descontroladas. Tan perjudicial puede ser estar siempre triste como estar en la máxima expresión de la felicidad.

  Hoy que estamos hablando de la felicidad pondremos un ejemplo sobre la inadecuada gestión de la felicidad. La euforia descontrolada podría ser un buen ejemplo. 

  Cuando estamos eufóricos o con un estado de alegría desmesurado quitamos el foco en los posibles peligros.

  Existen estudios que corroboran que las emociones positivas en exceso también pueden afectar a la memoria y a la percepción (En unos estudios realizados se comprobó que las personas que se encontraban de buen humor recordaban peor contenidos aprendidos que las personas que se encontraban de malhumor)

  Ver las cosas desde el lado positivo siempre puede hacer que nuestro sentido de la justicia se vea deteriorado. Las acciones altruistas se ven afectadas también por los posibles sentimientos de felicidad. Existen estudios que correlacionan estados de infelicidad y tristeza con un aumento de las conductas altruistas. 

  Algunas cosas que podemos hacer para gestionar de una manera adecuada este posible miedo a ser felices podrían ser:

  • Experimentar la emoción si juzgarse por ello.
  • Trabajar la autoestima. Ejemplo de cómo recibimos los cumplidos. Dependiendo de cómo de sana este nuestra autoestima, creeremos una parte y el resto la justificaremos.
  • Tender a experimentar cada vez más situaciones placenteras, atendiendo también a las características de cada persona porque habrá momentos en que algunas personas necesitarán de situaciones y prácticas previas (exposición gradual)

<<<<< >>>>>

  Espero que te haya gustado el artículo y que lo encuentres interesante y de valor.

  Si te surge alguna duda o tienes cualquier tipo de pregunta no dudes en utilizar cualquiera de los canales que tienes a tu disposición para contactar conmigo y un millón de gracias por tus opiniones y valoraciones en iTunes, iVoox, Spotify etc.

Me encantaría que te tomaras unos minutos y me respondieras al siguiente cuestionario para saber más de ti y cómo te puedo ayudar. Pincha en el siguiente enlace y permíteme conocerte mejor.

Cuestionario de la Web

  Un abrazo muy fuerte.

  Nos vemos en el camino.

  Álex.

Puedes escuchar el podcast en las siguientes plataformas: