Episodio 130 - La mente moral de los bebés

  ¿En qué momento de nuestras vidas desarrollamos una primera conciencia de moralidad?


  ¿Qué tipo de moral poseen los bebés?

  ¿Cuál es la diferencia entre comprensión moral y experimentar los sentimientos morales?

  ¿Cuándo nos volvemos inmorales?

  En el episodio de hoy vamos a hablar de los estudios y trabajos de los psicólogos de la Universidad de Yale Kiley Hamlin, Paul Bloom y su esposa Karen Wynn sobre moralidad y la mente moral de los bebés y de la diferencia e importancia que estriba entre el concepto de moralidad y los sentimientos morales.

  CONTEXTO:  Psicología científica y del sentido común. Coaching y Humanismo. El estudio científico de la moralidad en bebés

  La mayor parte del estudio sobre la moralidad se ha llevado a cabo en niños y adolescentes pero hasta hace unos años (sobre el 2007) no se llevaron las primeras investigaciones sobre la moralidad y el concepto del bien y del mal en bebés de entre 6 y 12 meses.

  Los psicólogos de la Universidad de Yale, Kiley Hamlin, Paul Bloom y su esposa Karen Wynn a través de una serie de trabajos han podido constatar que la comprensión, el juicio y la sensación moral (diferenciar lo correcto de lo incorrecto o la maldad de la bondad) es algo que no sólo aprendemos a lo largo de la vida sino que además todos nacemos con ello.

  Desde que llegamos al mundo estamos dotados de componentes cognitivos y afectivos que nos permiten discernir de una manera concreta muchos de los elementos que componen la comprensión, el juicio y el sentimiento moral. (compasión, empatía e ira)

  Los bebés en el momento en el que son capaces de controlar y coordinar su movimiento muscular son capaces de manifestar conductas de compasión a través de acciones afectivas como son los besos, abrazos y caricias.

  En los estudios realizados por Bloom se constata que bebés de incluso 3 y 4 meses responden de manera diferente a personajes que ayudan u obstaculizan las acciones de otros.

    ¿Qué tipo de moral posee los bebés?

   Los bebés pueden saber que la conducta de ayuda es moralmente buena mientras que impedir, frustrar u obstaculizar a otras personas es moralmente malo.

  También pueden llegar a entender que las personas que ayudan deben ser recompensadas mientras que los que las personas que hacen el mal deben de ser castigadas.

  Una visión de justicia basada en la repartición por igual de los recursos disponibles.

  Por supuesto la aparición de los primero incidios de sentimientos morales como la empatía, la compasión, la culpa, la vergüenza o la ira justa.

  Diferencia entre comprensión moral y sentimientos morales

  En la comprensión moral estaríamos hablando de la valoración y el juicio de si un acto concreto está bien o mal. Por ejemplo: Si X golpea a Y sin ningún tipo de razón, sabemos que X ha hecho algo mal. Pero una cosa muy distinta es sentir simpatía por el dolor de Y e ira hacia X donde ya se tendría en cuenta la aparición de emociones y sentimientos relacionados con esa comprensión moral a los que llamaríamos sentimientos morales.

  David Hume, filósofo, economista e historiador y una de las figuras más representativas de la Ilustración nos decía que “sin pasiones morales, nuestro razonamiento sería inútil” , podríamos llegar a la conclusión de si algo era correcto o no pero nunca pasaríamos a la acción para ponerlo en práctica (no estaríamos motivados para actuar sobre ese conocimiento)

  Existen una gran cantidad de emociones asociadas a la moralidad entre las que se incluyen; la vergüenza, la culpa, la gratitud y la ira, todas ellas asociadas al concepto social tan importante para nuestro desarrollo y supervivencia como es la compasión.

  Todas estas cosas tiene mucho que ver con la felicidad. Se ha comprobado durante gran parte de la historia de la psicología que el ser humano que por muy egoístas que podamos llegar a ser, las personas somos por naturaleza compasivas en el sentido de que necesitamos experimentar aunque sólo sea por el mero placer de contemplarlo, las alegrías y felicidad de los demás.

  Todos estos principios morales se pueden comprobar desde que somos bebés en el sentido de que bebés de 4 y 5 meses se pueden estresar, angustiar y llorar sólo con el grito de otro bebé.

  Es cierto que en comparación con otros animales los bebés son muy complejos de estudiar porque apenas tienen control de su cuerpo pero algo que si que pueden controlar es el movimiento de sus ojos.

  El experimento del cuadrado, el triángulo y el círculo. 

  El experimento de los títeres y las golosinas.

¿Cuándo nos volvemos inmorales?

  Como ya hemos comentado durante todo el episodio nacemos con una capacidad innata para ser seres morales con sentimientos morales asociados pero a medida que vamos cumpliendo años a este componente genético se le suman otras variables como nuestra inclusión social, nuestra experiencia vital personas y el uso de nuestro juicio y razonamiento crítico.

  También nos encontramos con que como decía Hume somos esclavos de nuestras pasiones. Nuestros juicios y acciones morales se ven afectadas por impulsos emocionales, por sentimientos viscerales que tienen muy poco que ver con la razón. Si no pregúntate por qué nos afecta más la muerte de Kobe Bryant que la de miles de niños que mueren a diario de hambre o la noticia de un niño que se ha precipitado sobre un pozo a la del futuro del cambio climático.

<<<<< >>>>>

  Espero que te haya gustado el artículo y que lo encuentres interesante y de valor.

  Si te surge alguna duda o tienes cualquier tipo de pregunta no dudes en utilizar cualquiera de los canales que tienes a tu disposición para contactar conmigo y un millón de gracias por tus opiniones y valoraciones en iTunes, iVoox, Spotify etc.

Me encantaría que te tomaras unos minutos y me respondieras al siguiente cuestionario para saber más de ti y cómo te puedo ayudar. Pincha en el siguiente enlace y permíteme conocerte mejor.

Cuestionario de la Web

  Un abrazo muy fuerte.

  Nos vemos en el camino.

  Álex.

Puedes escuchar el podcast en las siguientes plataformas: