Episodio 120 - La obediencia a la autoridad

  ¿Quién fue Stanley Milgram?


  ¿Qué es la obediencia ciega a la autoridad?

  ¿Qué nos enseñan los estudios de Milgram?

  En el episodio de hoy vamos a hablar del experimento del psicólogo Stanley Milgram que se hizo famoso por su experimento y estudios posteriores sobre la obediencia ciega a la autoridad.

  CONTEXTO:  ¿Quién fue Stanley Milgram? 

  Stanley Milgram fue un psicólogo social americano (aunque sus primeros estudios fueron de ciencias políticas) que se graduó en la Universidad de Yale (1960) y que ha pasado a la historia por sus experimentos del mundo pequeño (conceptos base que conformaron la teoría de los seis grados de separación) y por su experimento y posteriores estudios que recogió en un libro al que tituló “La obediencia a la autoridad”

  En 1974 publicó su libro “obediencia a la autoridad”  en el cual hablaba de del trabajo que llevó a cabo con su experimento en el que pretendía medir la predisposición de las personas que participaban obedecer las órdenes de una autoridad aún cuando estas pudieran estar en conflicto con sus creencias y valores.”

  ¿Recuerdas el artículo sobre la conducta de ayuda? Al final de la segunda guerra mundial, aunque se realizaron estudios sobre conductas prosociales casi todos los estudios de psicología tendieron más a trabajos relacionados con conductas antisociales y en gran medida a preguntarnos cuáles fueron los motivos por los que sucedieron aquellas atrocidades , qué debió de pasar por la cabeza de aquellas personas que participaron en el holocausto nazi bajo la influencia del Tercer Reich

  El experimento de Milgram comenzó unos meses después de que Adolf Eichmann fuera juzgado y sentenciado a muerte.

  Milgram se cuestionaba si este tipo solamente estuviera siguiendo órdenes, si solamente fuera un cómplice de aquellas atrocidades.

  El experimento. La obediencia a la autoridad

  El experimento de Milgram consistió en buscar voluntarios para lo que él llamó un estudio sobre la memoria y el aprendizaje en la Universidad de Yale por lo que se les ocultó el verdadero fin del experimento (La obediencia a la autoridad)

  El experimento constaba de tres personas el investigador (autoridad), y dos voluntarios, uno que era el que acompañaba en la sala principal al experimentador y otro que se encontraba en un habitáculo contiguo. 

  Después de un sorteo amañado los dos voluntarios reciben su rol. Uno de maestro y otro de alumno. 

  A lo participantes se les informó que el experimento estaba siendo grabado para evitar que pudieran negar posteriormente lo que sucediera en el experimento.

  El ejercicio era bien sencillo. El maestro tenía que hacer una serie de preguntas y si la persona que estaba en la sala contigua acertaba pasaba a la siguiente pero si fallaba debía de castigar el fallo con una pequeña descarga eléctrica al alumno.

 Cuenta el estudio que conforme iba avanzando la prueba, las descargas también aumentaban pasando de los 15 voltios iniciales hasta los 450 voltios. 

  Tranquilos, lo interesante de este estudio es que en realidad nadie resultó herido puesto que como hemos comentado con anterioridad el sorteo estaba amañado, los alumnos eran actores y los gritos que se oían cuando se suministraban altos niveles de descargas, eran grabaciones.

  ¿Qué nos enseñan los estudios de Milgram sobre la obediencia?

  En el experimento original el 65% de las personas que participaron aplicaron la descarga de 450 voltios aunque se sintieran incómodos al hacerlo. 

  NIngún participante se negó a aplicar descargas antes de alcanzar los 300 voltios.

  Ninguno de los participantes dieron muestras de sadismo alguno y cuando cubrían de la existencia de un actor mostraban señales de alivio.

  El experimento hoy en día se consideraría inmoral y con una falta de ética inaceptable dentro de la metodología hipotético deductiva por la tensión emocional tan extrema (aunque en su momento se consideró que los participantes en todo momento tenía libre elección)

  Un anexo poco conocido al experimento lo reportó Philip Zimbardo ¿Recuerdas el experimento de la cárcel de Stanford? Ninguno de los “maestros” se pasaron al cuarto par conocer es estado del alumno sin antes preguntar si podía hacerlo

   Una de las conclusiones generales que podemos extraer de los experimentos de Milgram es que las personas poseemos una predisposición para obedecer las órdenes de una autoridad aún cuando estas órdenes puedan ocasionar un conflicto con nuestro sistema de valores, creencias y conciencia.

  En ocasiones muchas personas no tenemos consciencia de saber si estamos actuando bajo nuestra propia escala de valores o bajo los efectos de un autoridad.

  Las dos interpretaciones de Milgram: Teoría del conformismo (si no poseemos las habilidades y el conocimiento para tomar decisiones sobre todo en momentos de crisis, basaremos nuestras acciones en las conductas del grupo o de los componentes en cuanto a la jerarquía que lo configura) y la Teoría de la cosificación (En ocasiones las personas nos vemos como simples instrumentos que realizan los deseos de otras personas y por lo tanto eludimos cualquier indicio de responsabilidad personal)

<<<<< >>>>>

  Espero que te haya gustado el artículo y que lo encuentres interesante y de valor.

  Si te surge alguna duda o tienes cualquier tipo de pregunta no dudes en utilizar cualquiera de los canales que tienes a tu disposición para contactar conmigo y un millón de gracias por tus opiniones y valoraciones en iTunes, iVoox, Spotify etc.

Me encantaría que te tomaras unos minutos y me respondieras al siguiente cuestionario para saber más de ti y cómo te puedo ayudar. Pincha en el siguiente enlace y permíteme conocerte mejor.

Cuestionario de la Web

  Un abrazo muy fuerte.

  Nos vemos en el camino.

  Álex.

Puedes escuchar el podcast en las siguientes plataformas: