Episodio 240 - Psicología para que los demás cambien (Parte I)

  ¿Por qué los seres humanos hacemos lo que hacemos?

  ¿Por qué las personas nos comportamos como nos comportamos?

  ¿Por qué mantenemos conductas que son dañinas o perjudiciales para nosotros mismos?

  En el episodio de hoy vamos a comenzar una serie de unos cuantos capítulos sobre la psicología del comportamiento. Hablaremos de por qué realizamos determinadas acciones y nos comportamos como lo hacemos para ver si sacamos algo en claro y lo podemos usar en otros ámbitos y con otros fines. 

CONTEXTO: Por qué es tan importante y para qué nos puede servir estudiar la psicología del comportamiento.

  ¿Por qué las personas no hacen lo que deberían hacer?

  Ya sea en el mundo real y del día a día, en el seno de una familia o en el entorno laboral, en innumerables ocasiones las personas conocemos y sabemos perfectamente qué debemos hacer y cómo debemos de comportarnos y aún así no lo hacemos

  ¿Por qué suceden estas cosas? 

  Otro ejemplo muy actual y patente, está muy relacionado con el Covid-19.

  Las personas estamos informadas, sabemos lo que debemos de hacer y cómo y cuándo debemos de hacerlo sin embargo no lo realizamos ¿Pòr qué?  

  Las ciencias sociales y la psicología conductual responden a muchos de estos enigmas y  nos pueden servir de referentes y de gran ayuda para redirigir y ajustar el comportamiento humano.

   Daniel Pink y Malcolm Gladwell son claros ejemplos de esto que te cuento. Utilizan todos estos recursos para dar explicación a ciertas conductas y a plantear objetivos que nos ayuden a revisarlas y ajustarlas para unos determinados fines.

El peligro de los sesgos cognitivos y los hábitos en nuestros comportamientos

  ¿Por qué realizamos comportamientos que perjudican nuestra salud seriamente?

  El poder y refuerzo del hábito, el pensamiento automático y los sesgos cognitivos

  En muchas ocasiones no realizamos el comportamiento que debemos porque tenemos una serie de hábitos ya consolidados (que nos funcionan)(o eso creemos) y romper con esos hábitos supondría mucho esfuerzo y malestar psicológico y emocional.

  Además los sesgos cognitivos nos incitan a realizar juicios inexactos e interpretaciones irracionales sobre nuestros comportamientos.

  En el caso del covid-19:

  • sesgo de confirmación (si creo que la mayoría de las personas están rompiendo las reglas tiendo a ver noticias y personas que confirman mi teoría)
  • sesgo de control (acciones concretas me ayudan a creer que tengo el control sobre mis acciones. Ejemplo del papel higiénico)
  • sesgo de optimismo (“a mí no me va a pasar”)
  • sesgo de la normalidad (lo hablábamos la semana pasada: “Como no me ha pasado nunca creo que no me sucederá y en el caso de que me suceda será muy leve como un resfriado y tal”)

El modelo del comportamiento de Fogg

  Todo parte de la premisa: “Si deseas que se hagan las cosas debes hacer que sean simples, rápidas y fáciles”

  Brian Jeffrey Fogg (Nación en Agosto del 63) es un investigador y científico social americano asociado a la Universidad de Stanford. Es el fundador y director del Laboratorio de Tecnología Persuasiva de Stanford y está especializado en “diseño del comportamiento”

  Muchas de las teorías que se usan en los procesos de motivación a través de la gamificación parten de muchos de sus estudios.

  Una creencia muy arraigada es que pensamos que para que una persona haga algo ha de estar muy motivada. Nada más lejos de la realidad.

  Al parecer según Fogg la simplicidad de la tarea o la capacidad que tengamos para realizarla pueden ser componentes mucho más interesantes.

  Fogg resume sus estudios en una fórmula que puede predecir la consumación o no de una conducta o comportamiento:

  B (Behavior)= M(Motivation) + A(Ability) + T(Trigger)

  En la motivación podemos tener en cuenta 3 valores o elementos motivacionales:

  • Búsqueda del placer
  • Huida del dolor
  • Rechazo social

  En la habilidad o capacidad encontramos varios elementos que intervienen en la sensación de que seremos capaces de hacer algo o de  que los recursos que vamos a necesitar los tenemos o podemos acceder a ellos:

  • Tiempo (¿Me llevará mucho tiempo?)
  • Dinero (¿Tengo los recursos necesarios?)
  • Esfuerzo (¿Es una tarea titánica?)
  • Recursos cognitivos (¿Voy a tener que pensar mucho?)
  • Entorno social (¿Se sale de la norma social?)
  • El poder del hábito (¿Me hace salir de mi zona de confort?)

  En los disparadores nos encontramos:

  • Chispa (casi siempre relacionado con nuestra parte más emocional)
  • Facilitador (Herramienta o recursos que nos inspire o nos mueva)
  • Señal (algo que nos indique o recuerde la acción en sí y nos ponga en el camino)

<<<<< >>>>>

  Espero que te haya gustado el artículo y que lo encuentres interesante y de valor.

  Si te surge alguna duda o tienes cualquier tipo de pregunta no dudes en utilizar cualquiera de los canales que tienes a tu disposición para contactar conmigo y un millón de gracias por tus opiniones y valoraciones en iTunes, iVoox, Spotify etc.

Me encantaría que te tomaras unos minutos y me respondieras al siguiente cuestionario para saber más de ti y cómo te puedo ayudar. Pincha en el siguiente enlace y permíteme conocerte mejor.

Cuestionario de la Web

  Un abrazo muy fuerte.

  Nos vemos en el camino.

  Álex.

Puedes escuchar el podcast en las siguientes plataformas: