Episodio 272 - Sesgo de contabilidad mental

  ¿En qué consiste el sesgo de contabilidad mental?

  ¿Cuando incurrimos en el sesgo de contabilidad mental?

  En el episodio de hoy vamos a hablar del sesgo de contabilidad mental, de cuando incurrimos en este tipo de pensamiento automático y de cómo podemos hacer para no caer en él o minimizar sus efectos.

¿En qué consiste el sesgo de contabilidad mental?

  Para hablar de este sesgo nos vamos de nuevo a la parte de la psicología económica (o también llamada economía conductual) de la que hemos hablado ya varias veces en el Podcast y a los trabajos de Richard Thaler y de Daniel Kahneman. 

 Este sesgo lo podemos extrapolar a diferentes contextos y situaciones pero donde mejor se puede explicar y comprobar cómo funciona nuestra mente es en el contexto de las finanzas y del dinero (y el valor que le otorgamos)

  El sesgo de contabilidad mental es un tipo de pensamiento automático e irracional en el cual le damos un valor diferente al dinero que recibimos dependiendo de su procedencia.

 Por poner un ejemplo. Es mucho más probable que te gastes inmediatamente el dinero que te han regalado o te ha tocado en la lotería que el que has ganado con el esfuerzo de tu trabajo.

  Es curioso porque si te paras un instante a pensar el valor del dinero es el mismo sin embargo nuestro cerebro no le otorga la misma importancia.

  Este sesgo explica muchos de nuestros comportamientos que pueden ser irracionales:

  • Gastamos más cuando pagamos con tarjeta de crédito que con efectivo.
  • Estaríamos más dispuestos a gastar 10 euros en una entrada de teatro o de cine si acabamos de perder 10 euros.
  • Invertimos cuando recibimos una gran herencia y gastamos cuando es pequeña.
  • Valoramos más 10 euros ganados al póker que encontrar un billete del mismo valor.

  Otra cosa que debemos tener en cuenta cuando nos movemos en este tipo de sesgo es la visión cortoplacista de nuestra mente que se une a la estrecha visión de conjunto.

  Tenemos una visión de conjunto en ocasiones defectuosa por la manera en que efectuamos puntos de referencia.

  Un ejemplo lo dice todo. Imagina que ganas 1000 euros al mes y que estás deseando comprarte esa tarjeta de sonido y ese micrófono que tanto te gustan para tu Podcast que valen 100 euros. 

  En realidad tu cerebro cortoplacista además de dejarse llevar por su parte más emocional se fija más en que la compra “solo vale 100 euros” en lugar de contemplar la idea de que estás gastando el 10% de tu salario mensual.

  Otra manera muy fácil de caer en esta falta de visión de conjunto y de establecer equivocados puntos de referencia la podemos comprobar cuando hacemos una búsqueda por internet y sólo miramos los precios más bajos. Seguimos con el ejemplo del micrófono (buscamos el mejor precio para el micro y obviamos paquetes que te vienen con micro, pie, anti pop etc) 

  ¿Qué podemos hacer para no caer en el sesgo de contabilidad mental?

  Lo mejor para no caer en este tipo de sesgo es relacionarlo con un concepto o una idea; en este caso el concepto de elemento fungible.

  Algo es fungible cuando al hacer uso de ello se consume. 

  El dinero venga de donde venga tiene tiene el mismo valor y es fungible, es decir que cuando hacemos uso de él lo consumimos.

  ¿Cómo le damos el mismo valor al dinero que percibimos (ya sea resultado de ganancias, esfuerzo, regalos, etc)?

  En el mundillo de la educación financiera te pueden aportar grandes ideas o conceptos y opciones para dar la misma importancia a tu dinero venga de donde venga

  A mí personalmente lo que más me llama la atención es la técnica del embudo o el tamiz.

  Imagina que todo el dinero que percibes pasa por un embudo que se comunica a su vez con una serie de recipientes. Esos recipientes pertenecen a las decisiones racionales que has previamente determinado en tanto por ciento sobre lo que ocurrirá con tu dinero.

  De todo lo que entra en el embudo; un 40% será para gastos, un 10% para imprevistos, un 10 % para ahorro, un 15% para ocio y así con todo lo demás.

  Otro ejemplo muy chulo lo tengo en mi trabajo con el tema de la paga extra. 

<<<<< >>>>>

  Espero que te haya gustado el artículo y que lo encuentres interesante y de valor.

  Si te surge alguna duda o tienes cualquier tipo de pregunta no dudes en utilizar cualquiera de los canales que tienes a tu disposición para contactar conmigo y un millón de gracias por tus opiniones y valoraciones en iTunes, iVoox, Spotify etc.

Me encantaría que te tomaras unos minutos y me respondieras al siguiente cuestionario para saber más de ti y cómo te puedo ayudar. Pincha en el siguiente enlace y permíteme conocerte mejor.

Cuestionario de la Web

  Un abrazo muy fuerte.

  Nos vemos en el camino.

  Álex.

Puedes escuchar el podcast en las siguientes plataformas: