Episodio 268 - Sesgo del superviviente

  ¿Qué es el sesgo del superviviente?

  ¿Cuando incurrimos en el sesgo del superviviente?

  En el episodio de hoy vamos a hablar del sesgo cognitivo del superviviente de cuando incurrimos en él y de las oportunidades que perdemos cuando caemos en este tipo de sesgo.

¿En qué consiste el sesgo del superviviente?

  Este tipo de sesgo o distorsión de nuestro pensamiento se produce cuando realizamos un tipo de selección de datos, dando prioridad a algunos en concreto y desechando, ignorando o no tomando en consideración el resto.

  Este tipo de sesgo puede llevarnos a ser excesivamente tendenciosos, es decir a inclinarnos a un lado u otro de la balanza.

  Vamos a poner un ejemplo.

  Imagina que cogemos a los 5 chicos o chicas con las mejores clasificaciones en el PAU (Prueba de acceso a la Universidad) y resulta que tres de ellos han estudiado la misma escuela o instituto.

  Si caemos en el sesgo del superviviente o de supervivencia podríamos afirmar que esa escuela ofrece una formación excelente, sin embargo no hemos tenido en cuenta todas las personas y las respectivas calificaciones que han estudiado en esa escuela.

  Sólo hemos tenido en consideración a las personas que han “sobrevivido” a ese corte que hemos creado de las 5 mejores clasificaciones, de ahí el nombre del sesgo.

  Un ejemplo muy chulo de este sesgo nos lo encontramos en la famosa frase: “Ya no los fabrican como antes” o “Ya no los hacen como antes” refiriéndose a la lavadora o a la televisión a la nevera. 

  Tomamos en consideración los electrodomésticos que sobreviven pero no los que se han desechado, destruido, descrtalogado o eliminados del mercado.

  Otro ejemplo que está muy de moda de este tipo de sesgo lo tenemos en el mundo del emprendimiento y en su famosa frase “lucha por tu sueño” “persigue tu sueño” “si quieres puedes” y toman como ejemplo de demostración casos de éxito como Bill Gates, Henry Ford, Steve Jobs, etc.

  Escogemos los casos de éxito (a los supervivientes) pero no hablamos de los cientos y cientos de casos de fracaso de personas que han hecho todo lo que ha estado en su mano pero debidos a otras causas no han sido capaces de conseguirlo.

  El mejor ejemplo que he encontrado de este tipo de sesgo y de la importancia  de conocerlo lo tenemos en un tipo llamado Abraham Wald y el programa del grupo SRG en su análisis del blindaje de los aviones.

  NOTA CURIOSA DEL DÍA. Encontré un blog donde contaban los estudios de Wald y su equipo y todos opinaban sobre el estudio sin saber que todos estaban incurriendo SIN DARSE cuenta en el sesgo retrospectivo.   

  ¿Qué podemos hacer cuando caemos en este sesgo del superviviente?

  Podemos pensar que caer en este tipo de sesgo en ocasiones puede ser de manera voluntaria.

  A mí, personalmente, no me gustan los casos de éxito por esta misma razón. Se manifiesta de una manera notable cuales son los casos favorables y de éxito pero no hablamos de la otra parte de la estadística.

  Yo prefiero manifestar los puntos de valor, el proceso, las herramientas y los beneficios y contras del caso en cuestión.

  La alternativa que tenemos cuando incurrimos en este tipo de sesgo pasa por lo mismo de siempre. Revisar con rigor y lo más detenidamente posible TODOS los datos que poseemos. 

  Tenemos que tener en cuenta tanto los datos que “sobreviven” como los que no, teniendo en cuenta también el resto de datos y variables que pueden acompañar al estudio.  

  Esto puede sonar injusto pero en la vida real hacemos mucho más caso a los supervivientes que a las personas que se quedan en el camino. 

  Pensamos que su historia de éxito tendrá mejores claves y pista de felicidad que la persona que no ha llegado tan lejos o simplemente se perdió en el camino. 

  Cuando vemos a una persona con 100 años paseando por la plaza de nuestra ciudad como si fuera un chaval y le preguntamos cuál es la clave de su longevidad y nos dice que un baño en lago de su casa que la temperatura es de 8 y 9 grados seguramente nos tiremos a la ducha fría cada mañana ignorando que existen personas que hicieron eso durante toda su vida y no llegaron a los 50. 

<<<<< >>>>>

  Espero que te haya gustado el artículo y que lo encuentres interesante y de valor.

  Si te surge alguna duda o tienes cualquier tipo de pregunta no dudes en utilizar cualquiera de los canales que tienes a tu disposición para contactar conmigo y un millón de gracias por tus opiniones y valoraciones en iTunes, iVoox, Spotify etc.

Me encantaría que te tomaras unos minutos y me respondieras al siguiente cuestionario para saber más de ti y cómo te puedo ayudar. Pincha en el siguiente enlace y permíteme conocerte mejor.

Cuestionario de la Web

  Un abrazo muy fuerte.

  Nos vemos en el camino.

  Álex.

Puedes escuchar el podcast en las siguientes plataformas: